« »

La antigüedad en el trabajo

antigüedad en el trabajoLa antigüedad en el trabajo comienza desde el primer día que se presta servicios en la empresa. La antigüedad es el tiempo que el trabajador ha prestado servicios para una determinada empresa sin solución de continuidad.

¿Para qué sirve la antigüedad?

La antigüedad se tiene en cuenta no solo para calcular la indemnización por despido (cuanto más tiempo se haya trabajado, más indemnización se tiene derecho a recibir), también es importante en otros casos, por ejemplo:

  • El plus de antigüedad: el trabajador recibe un plus por llevar cierto tiempo en la empresa. Se reconoce en el Convenio Colectivo tanto la cuantía como el cómputo.
  • Si quieres pedir una excedencia voluntaria, debes tener al menos un año de antigüedad.
  • Los ascensos: la empresa debe tener en cuenta la antigüedad del trabajador, entre otros requisitos.
  • Los traslados: aquellos trabajadores con mayor antigüedad tienen preferencia para no ser trasladados.
  • La antigüedad del trabajador se mantiene aunque haya una subrogación empresarial. El trabajador  mantiene todos sus derechos que tenía antes de la subrogación, incluida la antigüedad.

¿Qué ocurre con la antigüedad de los trabajadores temporales?

Si un trabajador ha suscrito varios contratos temporales, es decir, contratos temporales concatenados, el cómputo de la antigüedad comienza con el inicio del primer contrato.

La jurisprudencia del Tribunal Supremo establece que la antigüedad en el trabajo computa todo el tiempo trabajado en la empresa, aunque haya sido bajo distintos contratos de trabajo temporales (incluyendo los tabajos en una Empresa de Trabajo Temporal) salvo que haya interrupciones significativas entre dichos contratos.

Mientras no exista una ruptura de la unidad esencial del vínculo contractual, se entiende que la relación laboral es la misma.

La antigüedad es un derecho del trabajador y no puede renunciar a él. Clic para tuitear

Cuantía de la antigüedad

El artículo 25 del Estatuto de los Trabajadores hace una regulación genérica del plus de antigüedad. El apartado 2 del artículo 25 se remite al Convenio Colectivo o al propio contrato de trabajo para la regulación concreta de este plus (cuantía, cómputo, etc.).

Artículo 25.1 ET
1. El trabajador, en función del trabajo desarrollado, podrá tener derecho a una promoción económica en los términos fijados en convenio colectivo o contrato individual.

La cuantía se suele fijar por trienios, cuatrienios o quienquenios y se toma el salario base en un determinado porcentaje para su cálculo.

En cuanto a los trabajadores fijos discontinuos para el cómputo de su antigüedad se tiene también en cuenta aquellos períodos donde no ha habido prestación efectiva de servicios. Así lo resolvió el Tribunal Supremo en unificación de doctrina el pasado 20 de septiembre de 2016, tal y como explicamos en el post “la antigüedad de los trabajadores fijos discontinuos“, el nexo contractual con la empresa se encuentra vigente desde su inicio, con independencia de la distribución de los tiempos de prestación de servicios en atención a los llamamientos.

¿Se puede reclamar la antigüedad?

Sí, se puede reclamar la antigüedad mediante un procedimiento de reconocimiento de derechos, o bien incluir las cantidades asociadas a la antigüedad.

Si un trabajador quiere reconocer su antigüedad dentro de la empresa y continúa prestando servicios en la misma, debe iniciar un procedimiento de reconocimiento de derechos. En el caso que se deba abonar un plus de antigüedad, puede acumular este procedimiento a uno de reclamación de cantidad.

En cambio, si el trabajador ha sido despedido y quiere impugnar dicho despido, debe indicar en la demanda la fecha real de inicio de la relación laboral para que la indemnización sea calculada con la antigüedad correcta.

 

« »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *