« »

La antigüedad de los trabajadores fijos discontinuos

antigüedad de los trabajadores fijos discontinuosEl contrato fijo discontinuo, se regula en el artículo 16 Estatuto de los Trabajadores, es aquel en que la prestación de servicios tiene carácter intermitente, es decir, solo en determinadas épocas del año sin sujeción a fechas exactas. Si tuviera unas fechas exactas, hablaríamos de un contrato a tiempo parcial.

Esta modalidad contractual tiene un carácter cíclico y el llamamiento por parte del empresario para que el trabajador reanude su actividad, tiene gran relevancia.

El llamamiento es el acto de convocatoria y la continuidad de la relación laboral dependerá del mismo.

¿Qué ocurre si no se produce el llamamiento? Estaríamos ante un despido y el plazo para demandar sería de 20 días hábiles desde que tiene conocimiento de la falta de llamamiento.

Después de dar unas pequeñas pinceladas sobre este modalidad contractual, podemos centrarnos en la antigüedad de los trabajadores fijos discontinuos ¿Cómo se computa?

Sentencia Tribunal Supremo

El Tribunal Supremo en la sentencia de 20 de septiembre de 2016 resuelve un recurso de casación para unificación de la doctrina donde se plantea: si la antigüedad de los trabajadores fijos discontinuos se deben incluir los períodos en los cuales el trabajador no ha prestado servicios.

Historia del caso

Una trabajadora presta servicios en la Agencia Tributaria como personal fijo discontinuo desde el 4 de febrero de 2009, fecha que no se le reconoce para computar su antigüedad.

Presenta demanda de reconocimiento de derechos, siendo desestimada en primera intancia. Se recurre en suplicación y es estimada por el Tribunal Superior de Justicia de Asturias, reconociendo la antigüedad desde el 4 de febrero de 2009.

La Agencia Estatal de la Administración Tributaria formalizó recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

La cuestión a resolver es cómo debe computarse la antigüedad de los trabajadores fijos discontinuos.

Se hace mención a una sentencia del Tribunal Supremo de 11 de junio 2011 que reconoce el período de antigüedad todo el tiempo transcurrido desde el inicio de la relación laboral, incluyendo los períodos en que no había prestación efectiva de servicios.

El razonamiento de la sentencia de 11 junio 2011:

No estamos ante trabajadores temporales, cuyo vínculo se hubiere roto y su prestación de servicios estuviere interrumpida por la extinción del contrato. Aquí se trata de trabajadores indefinidos de carácter discontinuo, cuyo nexo contractual con la parte empleadora está vigente desde su inicio, con independencia de la distribución de los tiempos de prestación de servicios en atención a los llamamientos que haga la empresa.

Los trabajadores fijos dicontinuos no tienen limitada la duración del contrato sino su jornada anual que es irregular y está codicionada al llamamiento por parte del empresario.

Fallo del Tribunal

El Tribunal Supremo desestima el recurso de casación para unificación de la doctrina y confirma la sentencia del Tribuna Superior de Justicia de Asturias que reconoce el derecho a la trabajadora a que se le compute a efectos de antigüedad todo el tiempo transcurrido desde que comenzó su relación laboral como fija discontinua, incluyendo los períodos que no había una prestación efectiva.

« »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.