« »

El accidente de trabajo in itinere

accidente de trabajo Un accidente de trabajo es una lesión corporal que el trabajador sufre con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena, así lo define el artículo 156.1 de la Ley General de la Seguridad Social.

Cuando un trabajador tiene un accidente y debido a las lesiones no puede trabajar, estará en una situación de incapacidad temporal, también conocida como baja laboral. Hay dos tipos:

  • Por contingencias comunes : son por enfermedades comunes y por accidentes ajenos al trabajo.
  • Por contingencias profesionales: son por enfermedades relacionadas con el trabajo y por accidentes sufridos en el trabajo .

Así lo explicamos en el post “el accidente de trabajo y la enfermedad profesional“. Hoy nos a centrar en el accidente de trabajo, en concreto, en el accidente de trabajo sufrido al ir o volver del trabajo, es decir, el accidente de trabajo in itinere.

Accidente de trabajo in itinere

El artículo 156.2 de la Ley General de la Seguridad Social en su apartado A establece que se considerará accidente de trabajo aquellos que sufra el trabajador al ir o volver del trabajo.

La definición del accidente de trabajo in itinere ha sido desarrollada por la jurisprudencia, se trata de un tema muy casuístico puesto que no siempre se va a calificar de accidente de trabajo. Deben concurrir unos determinados requisitos para poderlo calificar así:

  • Teleológico: la causa del desplazamiento, iniciar o finalizar el servicio y regreso al domicilio sin que existan interrupciones por motivos personales. Lo esencial es ir al lugar de trabajo o volver del lugar de trabajo.
  • Cronológico: el accidente debe ocurrir en el tiempo inmediato o próximo a la hora de entrada o salida del trabajo. Las desviaciones o paradas no rompen el nexo causal si son breves para cumplir necesidades personales normales. Pero cuando la parada o desviación se prolonga la conexión desaparece.
  • Topográfico: El accidente se tiene que producir en el camino habitual, esto es, el que normalmente se recorre desde el centro de trabajo al domicilio.
  • Mecánico: el medio de transporte debe ser el normal o habitual. No se tiene que romper la relación causa-efecto.

En el caso que un trabajador tenga un accidente de camino o al salir del trabajo y no se califique como laboral, si no está de acuerdo se puede presentar una reclamación para que se determine la contigencia del accidento y solicitando que se declare como laboral. La reclamación se debe presentar ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social.

Qué hacer ante un accidente de trabajo in itinere

Cuando se sufre un accidente de trabajo in itinere, se debe actuar igual que en un accidente de trabajo. La única diferencia es que como no ocurre en el centro de trabajo, se debe probar que el accidente se ha sufrido en el camino al trabajo.

También se debe informar a la empresa, así como acudir a la Mutua para recibir la asistencia sanitaria. Si el accidente es grave, se puede acudir al hospotal y luego a la Mutua.

Importancia del reconocimiento del accidente de trabajo in itinere

Es importante que el accidente sea reconocido como intinere para que sea considerado accidente laboral, pues esto tiene algunas ventajas frente a los accidentes no laborales.

  • Se cobra la baja desde el primer día y una cuantía superior.
  • La empresa y la Mutua asumen más responsabilidades.
  • La cotización completa corre a cargo de la empresa.

Ejemplos de accidente de trabajo in itinere

El tema del accidente de trabajo al salir o volver del trabajo es muy casuístico, en determinados casos los tribunales han reconocido que existe accidente de trabajo y en otros no. Vamos a ver dos ejemplos de ello:

Caso 1

El trabajador falleció por insuficiencia cardíaca cuando fue a buscar la furgoneta que utilizaba para ir al trabajo. Se debate la cuestión si se aplica la presunción de accidente laboral o no.

De acuedo a la doctrina del Tribunal Supremo, no se puede considerar accidente in itinere: “la asimilación a accidente de trabajo del accidente de trayecto (“in itinere”) se limita a los accidentes en sentido estricto (lesiones súbitas y violentas producidas por agente externo) y no a las dolencias o procesos morbosos de distinta etiología y modo de manifestación.”

El Tribunal Supremo en sentencia de 24 de junio de 2010 establece que no existe el nexo causal entre el fallecimiento del causante y el trabajo, ya que esa presunción juega sólo con relación a los acaecidos en el tiempo y en el lugar del trabajo. La calificación como laboral de los accidentes “in itinere” sólo procede con respecto a los accidentes en sentido estricto.

Caso 2

Se trata de una trabajadora que cuando se disponía a ir a su lugar de trabajo, resbala por las escaleras y cae al suelo, sufre una fractura por lo que estuvo en una situación de incapacidad temporal varios meses.

Se plantea la cuestión si las escaleras del portal del inmueble en el que radica el domicilio del trabajador constituyen parte del trayecto que recorre éste hasta el lugar de trabajo, a los efectos del denominado “accidente in itinere” o si por el contrario, dicho trayecto solo se inicia una vez que se accede a la vía pública.

El Tribunal Supremo en sentencia de 26 de febrero de 2008 considera que existe accidente de trabajo in itinere puesto que entiende que el trabajador cuando desciende por las escaleras del inmueble ya está iniciando el trayecto necesario para ir al trabajo. Por tanto, se cumplen los requisitos para hablar de un accidente laboral.

« »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *