Categoría: LOPD

¿La empresa puede solicitar el certificado de penales a sus trabajadores?

empresa puede solicitar el certificado de penalesEl antecedente penal es la constancia oficial de que una persona ha sido condenada en firme por la comisión de un delito. Solo pueden computarse como antecedentes penales las condenas firmes (sentencias condenatorias contra las que no cabe recurso) y sobre aquellos hechos que sean constitutivos de infracción penal calificados como delito.

No hay que confundir los antecedentes penales con los policiales, estos últimos consisten en que la policía recoge ciertos datos de las personas que están siendo investigados por infracciones o delitos pero no se han puesto aún a disposición judicial.

Los antecedentes penales son datos de carácter personal, de hecho están catalogados como datos especialmente protegidos. Son confidenciales y su divulgación está prohibida. Al tratarse de un dato de carácter personal, solicitarlo supone un acto de tratamiento de datos.

Nos centraremos en responder a la pregunta de si la empresa puede solicitar el certificado de penales, es decir, veremos si es lícito o no requerir este tipo de datos dentro del ámbito laboral.

El certificado de antecedentes penales

Se trata de un documento oficial donde figura la información contenida en el Registro Central de Penados. Es expedido  y validado por el Ministerio de Justicia.

El certificado de penales se puede solicitar por cualquier persona física mayor de edad, así como las personas jurídicas a través de sus representantes.

Se puede solicitar por varias vías:

  • De forma presencial
  • Por correo
  • Online.

Los datos especialmente protegidos

Datos especialmente protegidosEl artículo 9 del Reglamento Europeo 2016/679, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, lleva por título “Tratamiento de categorías especiales de datos personales“, también conocidos como datos especialmente protegidos.

Hace referencia a los datos relativos a:  origen étnico o racial, las opiniones políticas, las convicciones religiosas o filosóficas, o la afiliación sindical, y el tratamiento de datos genéticos, datos biométricos dirigidos a identificar de manera unívoca a una persona física, datos relativos a la salud o datos relativos a la vida sexual o las orientación sexuales de una persona física.

Se trata de determinadas categorías de datos que debido a su naturaleza o bien por su relación con los derechos fundamentales de las personas, precisan de una protección especial a la hora de trata dichos datos. Además, las empresas o profesionales que usen este tipo de datos, tienen obligaciones adicionales. Para saber si tu empresa cumple con la normativa de protección de datos, lo mejor es ponerse en manos de profesionales como Abogados en Villaverde. Se trata de un despacho de abogados especializados en materia de protección de datos y ofrecen un asesoramiento jurídico integral.

Excepciones a la prohibición del tratamiento de datos especialmente protegidos

La regla general es que el tratamiento de los datos especialmente protegidos está prohibido, pero como en Derecho no todo es blanco o negro, tenemos excepciones. El propio reglamento y el artículo 9 de la Ley Orgánica de 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales establecen por defecto la prohibición del tratamiento de estos datos especialmente protegidos.

Así, lo señalado en el art. 9.2 del Reglamento europeo, que no será de aplicación dicha prohibición, cuando concurra una de las circunstancias siguientes:

¿Es obligatorio el certificado de delitos sexuales?

Obligatorio certificado delitos sexualesEn 2015 fue modificada la Ley Orgánica 1/1996, de Protección Jurídica del Menor mediante Ley 26/2015, de 28 de julio, de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia, así como la Ley 45/2015, de 14 de octubre, de Voluntariado. Esto obedece a la ratificación por parte del España del Convenio del Consejo de Europa para la protección de los niños contra la explotación y el abuso sexual.

Así, se establece como obligatorio aportar el certificado negativo de delitos sexuales para aquellos profesionales o voluntarios cuyo trabajo implique el contacto habitual con menores. En el certificado de antecedentes de naturaleza sexual, lo que se recoge son las condenas, o la ausencia de ellas, por delitos de naturaleza única y exclusivamente sexual (abuso, agresión, pederastia…) y que hayan sido declaradas por sentencia firme del solicitante.

¿Qué es el certificado de delitos sexuales?

Es un certificado que permite acreditar la carencia o existencia de delitos de naturaleza sexual que constan en el Registro Central de Delincuentes Sexuales en la fecha en que son expedidos.

En el apartado 8 de la Ley 26/2015 de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia establece como requisito para poder trabajar en actividades u oficios que impliquen contacto con menores, no haber sido condenado por sentencia firme por algún delito contra la libertad e indemnidad sexual.

Será requisito para el acceso y ejercicio a las profesiones, oficios y actividades que impliquen contacto habitual con menores, el no haber sido condenado por sentencia firme por algún delito contra la libertad e indemnidad sexual, que incluye la agresión y abuso sexual, acoso sexual, exhibicionismo y provocación sexual, prostitución y explotación sexual y corrupción de menores, así como por trata de seres humanos. A tal efecto, quien pretenda el acceso a tales profesiones, oficios o actividades deberá acreditar esta circunstancia mediante la aportación de una certificación negativa del Registro Central de delincuentes sexuales

¿Es legal medir la temperatura a los trabajadores?

Es legal medir la temperatura a los trabajadoresDesde la implantación del Plan para la desescalada por parte del Gobierno que finalizará con la denominada “nueva normalidad”, se va retirando de forma paulatina las medidas de confinamiento y limitación tanto de la actividad económica y social. Esto está provocando que por parte de las empresas se estén implementando medidas encaminadas a prevenir nuevos contagios de Covid-19.

Entre estas medidas se está incluyendo, de forma generalizada, la toma de temperatura tanto de los trabajadores como de las personas para que puedan acceder a sus puesto de trabajo, comercios, centros educativos u otro tipo de establecimientos.

¿Es legal medir la temperatura a los trabajadores? ¿Es necesario el consentimiento del trabajador? ¿Se estaría vulnerando el derecho a la intimidad? La Agencia Española de Protección de Datos ha publicado un informe informe 0017/2020 sobre el tratamiento de datos personales (especialmente de salud) que da respuesta a estas preguntas.

¿Es legal medir la temperatura a los trabajadores?

En primer lugar, hay que tener en cuenta que la temperatura corporal y se trata de un dato relativo a la salud de la personas, por lo tanto especialmente protegido. En segundo lugar, a partir de la recopilación de esos datos, se asume que una persona padece o no una enfermedad concreta (en este caso la infección por coronavirus). Estos controles de temperatura se van a llevar con frecuencia en espacios públicos o a la entrada del trabajo, se estarían desvelando a terceros datos que no tienen por qué conocer. Es decir, se produce el choque de varios Derechos Fundamentales.

¿Qué dice la normativa?

El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) indique que que toda medida que suponga un tratamiento de datos de carácter personal debe ser adecuadanecesaria y proporcionada con la finalidad de dicho tratamiento.

La protección de datos de carácter personal

protección de datos de carácter personalToda persona, empresa u organismo (tanto privado como público) que trate datos de carácter personal, debe cumplir una serie de requisitos y aplicar unas medidas de seguridad dependiendo del tipo de datos que posean (nivel básico-intermedio-alto riesgo). Así como llevar un control sobre los datos que recaban.

La Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de carácter personal, más conocido como LOPD, es la norma que regula el tratamiento de los datos personales junto con el Reglamento Europeo de Protección de Datos, RGPD, (obligatorio a partir del 25 de mayo de 2018) que obliga a cumplir una serie de requisitos tanto formales coms documentales.

¿Cómo cumplir la protección de datos?

La protección de datos no es un mero trámite puesto que estamos hablando de derechos fundamentales: derecho al honor, la intimidad personal, y la propia imagen. Regulados en el artículo 18 de la Constitución.

Ya seas una empresa o un particular que trata datos de carácter personal, debes cumplir una serie de obligaciones legales.

  • Notificación ante la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) de los ficheros.
  • Redacción del Documento de Seguridad donde se reflejan las medidas técnicas y organizativas que se deben adoptar para cumplir con la protección de datos.
  • Redacción de todos aquellos documentos necesarios para la protección de datos.
  • Facilitar el ejercicio de los derechos ARCO (derecho de acceso, derecho de rectificación, derecho de cancelación y derecho de oposición).
  • Auditoría bienal. Aquellas empreas que tengan ficheros de nivel medio o alto deben realizar una auditoría cada dos años, puede ser interna o externa.
A partir del 25 de mayo de 2018 será obligatorio cumplir con la Ley de Protección de Datos.