Categoría: Leyes

¿Se puede pedir una incapacidad estando en paro?

pedir una incapacidad estando en paroAntes de poder responder a esta pregunta hay que tener claros una serie de conceptos:

  • Situación de alta: se produce cuando se inicia una actividad laboral.
  • Situación asimilada al alta:  son supuestos establecido expresamente por la ley. Se ha producido un cese temporal o definitivo en la actividad laboral y se estima que debe conservarse la situación de alta en la que se encontraba el trabajador con anterioridad al cese. Algunos casos: excedencias forzosas, traslado del trabajador por la empresa fuera del territorio nacional, excedencia por cuidado de hijos, etc. La asimilación al alta no es total, sino que se considera respecto a las contingencias que se señalen y con el alcance y vigor que en cada caso se determine.
  • Alta presunta o de pleno derecho: tiene lugar cuando inexistente el alta real y hallándose el sujeto protegido en situación en que debiera estar de alta, la ley establece la presunción de la existencia efectiva del alta a efectos de determinadas contingencias.
  • Alta especial: se produce en los casos de huelga o cierre patronal.

¿Se puede pedir una incapacidad estando en paro?

Sí, se puede, es compatible. Si estás en situación de desempleo contributivo o cobrando un subsidio por desempleo, puedes solicitar la incapacidad permanente porque se trata de una situación asimilada al alta. No es necesario estar de baja médica en el momento de la solicitud de la incapacidad o del reconocimiento del tribunal médico.

La modificación de las condiciones de trabajo

modificación de las condiciones de trabajoCuando haya razones económicas, técnicas, organizativas o de producción, la empresa podrá acordar una modificación de las condiciones de trabajo. Dicha modificación puede ser tanto a nivel individual como colectivo, en este caso nos centraremos en las modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo a nivel individual.

El artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores hace referencia a la modificación de las condiciones de trabajo. En el apartado 1 de dicho precepto se hace referencia a las materias que tienen la consideración de modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo:

  • Jornada de trabajo.
  • Horario y distribución del tiempo de trabajo.
  • Régimen de trabajo a turnos.
  • Sistema de remuneración y cuantía salarial.
  • Sistema de trabajo y rendimiento.
  • Funciones, cuando excedan de los límites que para la movilidad funcional prevé el artículo 39.

Las modificaciones sustanciales pueden afectar a condiciones reconocidas a los trabajadores en el contrato de trabajo, acuerdos o pactos colectivos y aquellas decisiones unilaterales del empresario de efectos colectivos.

Las cláusulas abusivas en las hipotecas

cláusulas abusivas en las hipotecas¿Siguen existiendo las cláusulas abusivas en las hipotecas? ¿Sólo son las cláusulas suelo abusivas? En los préstamos hipotecarios es donde los bancos aprovechan para camuflar más cláusulas abusivas, las cláusulas suelo o techo son las más conocidas por la repercusión mediática que han tenido pero hay muchas más.

Las entidades bancarias han incluido cláusulas (que siendo legales) no eran explicadas suficientemenes a los consumidores, había falta de información y transparencia. Además eran impuestas por el banco, no se daba opción al consumidor de elegir. A partir de estas prácticas abusivas, comenzó una avalancha de demandas ante los Juzgados para reclamar lo pagado de más y la eliminación de estás cláusulas abusivas en las hipotecas.

El artículo 82 de Ley General para la Defensa de los consumidores y usuarios define la cláusulas abusiva como aquellas estipulaciones que no se han negociado individualmente y todas aquellas prácticas que no son consentidas de forma expresa, van en contra de la buena fe y causan un desequilibro entre las partes en cuanto a derechos y obligaciones.

Cláusula suelo y techo

Son las más polémicas y conocidas. Ha habido una avalancha de demandas para reclamar las cantidades indebidamente pagadas hasta el punto que se han tenido que especializar Juzgados para tramitar exclusivamente estas causas. Estas cláusulas prevén que aunque el tipo de interés se sitúe por encima de un determinado umbral (techo) o por debajo (suelo), el consumidor seguirá pagando unos intereses mínimos que equivalen a ese umbral y en el caso de las cláusulas suelo no se le aplicará un tipo inferior.

La responsabilidad penal del menor

responsabilidad penal del menor¿Qué ocurre si un menor comete un delito? ¿Existe la responsabilidad penal del menor? La respuesta la tenemos en el artículo 19 del Código Penal. Si un menor de 18 años comete un delito será juzgado por la Ley de Responsabilidad Penal del menor y no se le aplicará el Código Penal.

Por tanto, los menores de edad están exentos de responsabilidad criminal, de acuerdo al Código Penal. Pero si cometen un delito se aplica la Ley Orgánica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.

La responsabilidad penal del menor

La ley de responsabilidad penal del menor prevé un modelo de responsabilidad: el menor responde penalmente igual que un adulto, enfrentándose a un proceso penal con un Juez, un Fiscal y un abogado defensor.

En la Ley penal del menor prevalecen los intereses del menor, y se busca su reeducación y reinserción social, sobre todo a través de la educación. Por eso no prevé penas, sino medidas socioeducativas.

Pero no todos los menores tienen responsabilidad penal. Nuestro ordenamiento jurídico tiene un sistema biológico puro de determinación de la minoría de edad penal.

¿Quién paga las costas en un juicio?

quien paga las costas en un juicioLa realización de un proceso judicial supone una serie de gastos. Debemos diferenciar entre gastos procesales y costas procesales, no es lo mismo.

El artículo 241 de la Ley de Enjuiciamiento civil diferencia entre los gastos del proceso y las costas:

  • Los gastos procesales son aquellos desembolsos de tipo económico que tienen un origen directo o inmediato con la existencia de un proceso.
  • Las costas procesales o costas judiciales son todos aquellos gastos que se requieren para llevar a cabo un juicio, estos gastos comprenden desde el inicio del proceso hasta su finalización. Es decir, se refieren al pago de una serie de conceptos que enumeraremos más adelante y se originan durante la tramitación de un procedimiento judicial.

Hoy nos vamos a centrar en las costas que se generan en un juicio.

¿Qué gastos incluyen las costas?

El artículo 241 de la Ley de Enjuiciamiento civil enumera lo que se considerará costas:

  • Honorario del abogado y  procurador, cuando su intervención sea obligatoria.
  • Inserción de anuncios o edictos que de forma obligada deban publicarse en el curso del proceso.
  • Honorarios de los peritos.
  • Copias, certificaciones, notas, testimonios y documentos análogos que hayan de solicitarse conforme a la Ley, salvo los que se reclamen por el tribunal a registros y protocolos públicos, que serán gratuitos.
  • Derechos arancelarios que deban abonarse como consecuencia de actuaciones necesarias para el desarrollo del proceso.
  • La tasa por el ejercicio de la potestad jurisdiccional, cuando sea preceptiva.