Categoría: Leyes

Los principios del procedimiento administrativo común

principios procedimiento administrativoTras la derogación de la Ley 30/1992, se han elaborado dos leyes independientes:

  • Ley 39/2015, de 1 de octubre, del procedimiento administrativo común: regulación completa y sistemática de las relaciones entre las Administraciones y los administrados.
  • La ley 40/2015, de 1 de octubre, del régimen jurídico del sector público: fija la legislación básica sobre el régimen jurídico administrativo, aplicable a todas las Administraciones Públicas, y el específico para la Administración General del Estado (AGE). Además, contiene las relaciones internas entre las Administraciones.

En un post anterior, explicamos las novedades la Ley 39/2015 . Ahora volvemos a hablar de esta ley, pero nos vamos a centrar en los principios del procedimiento administrativo común.

Concepto y naturaleza del procedimiento administrativo

 La Constitución española establece en su art. 149.1.18º que es una competencia exclusiva del Estado aprobar “las bases del Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas., que garanticen en todo caso a los administrados un tratamiento común entre ellas; y, además el procedimiento administrativo común, sin perjuicio de las especialidades derivadas de la organización propia de las CC.AA.”

Nota/recomendación de la autora: Si eres opositor, memoriza el artículo 149 de la Constitución; en la mayoría de los exámenes hay alguna pregunta sobre las materias exclusivas el Estado.

El Título IV de la Ley 39/2015, es el denominado “De las disposiciones generales sobre los procedimientos administrativos”, el cual se divide en 7 capítulos, que son:

  1. Garantías del procedimiento.
  2. Iniciación del procedimiento.
  3. Ordenación del procedimiento.
  4. Instrucción del procedimiento.
  5. Finalización del procedimiento.
  6. De la tramitación simplificada del procedimiento administrativo común.
  7. Ejecución.

¿Es legal grabar conversaciones?

grabar conversacionesEl artículo 18.3 de la Constitución española indica:

3. Se garantiza el secreto de las comunicaciones y, en especial, de las postales, telegráficas y telefónicas, salvo resolución judicial.

Pero nos podemos preguntar: ¿nuestro Derecho contempla las grabaciones y su uso posterior? ¿se pueden usar como prueba en un juicio? La respuesta a estos interrogantes es depende.

Hay que tener en cuenta dos supuestos, una cosa son las grabaciones propias, es decir, que participes en ellas y otra cosa son las grabaciones ajenas.

Si una persona no es parte en la conversación y la graba, está vulnerando un derecho fundamental reconocido en el artículo 18.3 CE, pero si graba una conversación propia no comete ningún ilícito.

Grabación de una conversación como medio de prueba

La doctrina del Tribunal Supremo considera que aunque la grabación se haya realizado sin autorización del interlocutor, y por tanto se grabó ocultándoselo y sin ser advertido de ello, tiene validez como medio de prueba.

Las razones por las cuales la grabación de una conversación como medio de prueba válido y eficaz son:

El delito de sedición

delito de sediciónEl 12 de febrero de 2019 comenzóel proceso judicial contra el ‘procés‘ soberanista catalán. Hoy, 14 de octubre de 2019 se hace pública la sentencia del Tribunal Supremo, el Tribunal ha decretado penas de prisión de entre 9 y 13 años para los acusados por un delito de sedición.

Pero ¿en qué consiste ese delito? ¿Qué diferencia existe con el delito de rebelión?

Delito de sedición

Se recoge en el artículo 544 del Código Penal. Se exige una conducta colectiva pues se caracteriza por un alzamiento tumultuario para impedir por la fuerza o fuera de las vías legales la aplicación de las leyes o a cualquier autoridad el ejercicio legítimo de sus funciones o el cumplimiento de sus acuerdos, o de las resoluciones administrativas o judiciales.

El  bien jurídico protegido es la seguridad pública y se protege el principio de autoridad, se trata de un delito contra el orden público.

¿Qué es la prisión permanente revisable?

Prisión permanente revisable La reforma del Código Penal en 2015, Ley Orgánica 1/2015 de 30 de marzo, incluye como pena privativa de libertad: La prisión permanente revisable (artículo 35 CP)

Artículo 35 CP
Son penas privativas de libertad la prisión permanente revisable, la prisión, la localización permanente y la responsabilidad personal subsidiaria por impago de multa. Su cumplimiento, así como los beneficios penitenciarios que supongan acortamiento de la condena, se ajustarán a lo dispuesto en las leyes y en este Código.

Se trata de una pena grave. Tal y como se indica en la exposición de motivos de la Ley Orgánica 1/2015 de 30 de marzo “esta pena podrá ser impuesta en supuestos de especial gravedad en los que está justificada una respuesta extraordinaria mediante la imposición de una pena de prisión de duración indeterminada, si bien sujeta a un régimen de revisión”

La prisión permanente revisable: es permanente porque se aplica al sujeto de por vida, es decir, tiene una duración indeterminada. Y es revisable porque se dan determinadas circunstancias para revisar la condena.

Viajar estando de baja laboral

viajar estando de baja

Cuando un trabajador está en una situación de incapacidad temporal, no hay una lista tasada de actividades permitidas o prohibidas. Como ya vimos en el post “qué se puede hacer estando de baja“, la regla general es que un trabajador que se encuentra de baja laboral podrá hacer todo aquello que no perjudique a su recuperación, y en caso de duda siempre se debe consultar al médico.

El tema de la incapacidad temporal es muy casuístico. Se debe estar al caso concreto, no es igual para todo tipo de bajas, depende de muchos factores. Ahora que ha llegado el verano y con él las vacaciones, muchos nos podemos preguntar si estando de baja, se puede o no viajar.

Viajar estando de baja laboral

Vayas hacer un viaje o te vayas de vacaciones, ese desplazamiento no puede poner en riesgo tu recuperación. Además debes cumplir con las citas médicas que se soliciten tanto desde el Instituto Nacional de la Seguridad Social como desde las Mutuas.

La decisión de si puedes o no viajar la tiene el médico, pues es quien conoce el estado del enfermo y quien puede determinar qué actividades convienen o no. Si sigues las recomendaciones del facultativo, respetas la buena fe contractual y acudes a las citas médicas no hay motivo para que tengas problemas con la empresa.