Categoría: Derecho Laboral

La extinción del contrato de trabajo por voluntad del trabajador

extinción del contrato por voluntad del trabajadorLa forma más habitual de extinguir la relación laboral entre el empresario y el trabajador es el despido puesto que normalmente es el empresario quien decide poner fin al contrato de trabajo. De acuerdo al principio de estabilidad en el empleo se presume que el trabajador quiere seguir prestando servicios y conservar su puesto de trabajo.

El artículo 35 de la Constitución española consagra el carácter libre de la relación laboral y el carácter personalísimo y voluntario de la misma, por ello el trabajador puede poner fin a la relación laboral de forma unilateral y sin mediar causa.

Extinción del contrato de trabajo por voluntad del trabajador

Los supuestos de extinción del contrato de trabajo por voluntad del trabajador se regulan en el artículo 49 del Estatuto de los Trabajadores:

  • Por mutuo acuerdo de las partes
  • Por dimisión del trabajador
  • Por voluntad del trabajador, fundamentada en un incumplimiento contractual del empresario

La extinción del contrato de trabajo por voluntad del trabajador existe tanto cuando hay una justa causa para resolver el contrato como cuando solo se trata de la mera voluntad del trabajador.

En concreto nos centraremos en dos supuestos de extinción del contrato por voluntad del trabajador: la dimisión del trabajador (artículo 49.1.d) Estatuto de los Trabajadores) y la extinción del contrato por voluntad del trabajador debido a incumplimientos del empresario (artículo 49.1.j) Estatuto de los Trabajadores).

Los tipos de indemnización

Tipos de indemnización

Hay muchos tipos de indemnización, la más conocida es la indemnización por despido. Una indemnización es un pago que una empresa realiza a un trabajador en concepto de despido o finalización del contrato. Normalmente se relaciona con los daños o perjuicios que le ocasiona al trabajador dejar la empresa.

Indemnización por despido

Las indemnizaciones que tiene derecho a percibir un trabajador en caso de despido dependen de la calificación judicial del mismo y de los motivos que lo impulsan. Así, dependiendo de la calificación del despido, el trabajador tendrá derecho a 45/33 días o 20 días de salario por año trabajado.

Clases de despido

  • Despido objetivo o colectivo: se basa en unas causas fijadas por ley (motivos económicos, técnicos, organizativos o de producción). Se fija una indemnización de 20 días por año trabajado, artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores.
  • Despido disciplinario: a causa de un comportamiento grave del trabajador y la empresa le sanciona con el despido. No tiene derecho a indemnización.
  • Si el contrato se extingue por voluntad del trabajador pero por las causas que recoge el artículo 50 del Estatuto de los Trabajadores, le corresponde una indemnización como si de un despido improcedente se tratase.

¿Se puede pedir una incapacidad estando en paro?

pedir una incapacidad estando en paroAntes de poder responder a esta pregunta hay que tener claros una serie de conceptos:

  • Situación de alta: se produce cuando se inicia una actividad laboral.
  • Situación asimilada al alta:  son supuestos establecido expresamente por la ley. Se ha producido un cese temporal o definitivo en la actividad laboral y se estima que debe conservarse la situación de alta en la que se encontraba el trabajador con anterioridad al cese. Algunos casos: excedencias forzosas, traslado del trabajador por la empresa fuera del territorio nacional, excedencia por cuidado de hijos, etc. La asimilación al alta no es total, sino que se considera respecto a las contingencias que se señalen y con el alcance y vigor que en cada caso se determine.
  • Alta presunta o de pleno derecho: tiene lugar cuando inexistente el alta real y hallándose el sujeto protegido en situación en que debiera estar de alta, la ley establece la presunción de la existencia efectiva del alta a efectos de determinadas contingencias.
  • Alta especial: se produce en los casos de huelga o cierre patronal.

¿Se puede pedir una incapacidad estando en paro?

Sí, se puede, es compatible. Si estás en situación de desempleo contributivo o cobrando un subsidio por desempleo, puedes solicitar la incapacidad permanente porque se trata de una situación asimilada al alta. No es necesario estar de baja médica en el momento de la solicitud de la incapacidad o del reconocimiento del tribunal médico.

La modificación de las condiciones de trabajo

modificación de las condiciones de trabajoCuando haya razones económicas, técnicas, organizativas o de producción, la empresa podrá acordar una modificación de las condiciones de trabajo. Dicha modificación puede ser tanto a nivel individual como colectivo, en este caso nos centraremos en las modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo a nivel individual.

El artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores hace referencia a la modificación de las condiciones de trabajo. En el apartado 1 de dicho precepto se hace referencia a las materias que tienen la consideración de modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo:

  • Jornada de trabajo.
  • Horario y distribución del tiempo de trabajo.
  • Régimen de trabajo a turnos.
  • Sistema de remuneración y cuantía salarial.
  • Sistema de trabajo y rendimiento.
  • Funciones, cuando excedan de los límites que para la movilidad funcional prevé el artículo 39.

Las modificaciones sustanciales pueden afectar a condiciones reconocidas a los trabajadores en el contrato de trabajo, acuerdos o pactos colectivos y aquellas decisiones unilaterales del empresario de efectos colectivos.

La antigüedad en el trabajo

antigüedad en el trabajoLa antigüedad en el trabajo comienza desde el primer día que se presta servicios en la empresa. La antigüedad es el tiempo que el trabajador ha prestado servicios para una determinada empresa sin solución de continuidad.

¿Para qué sirve la antigüedad?

La antigüedad se tiene en cuenta no solo para calcular la indemnización por despido (cuanto más tiempo se haya trabajado, más indemnización se tiene derecho a recibir), también es importante en otros casos, por ejemplo:

  • El plus de antigüedad: el trabajador recibe un plus por llevar cierto tiempo en la empresa. Se reconoce en el Convenio Colectivo tanto la cuantía como el cómputo.
  • Si quieres pedir una excedencia voluntaria, debes tener al menos un año de antigüedad.
  • Los ascensos: la empresa debe tener en cuenta la antigüedad del trabajador, entre otros requisitos.
  • Los traslados: aquellos trabajadores con mayor antigüedad tienen preferencia para no ser trasladados.
  • La antigüedad del trabajador se mantiene aunque haya una subrogación empresarial. El trabajador  mantiene todos sus derechos que tenía antes de la subrogación, incluida la antigüedad.