Categoría: Derecho deportivo

La cláusula de rescisión en el fútbol

cláusula rescisiónLas cláusuas de rescisión no son obligatorias, pero desde los años ochenta son muy comunes, ya que se introdujo mediante Real Decreto para que los jugadores pudieran rescindir sus contratos unilateralmente. Otra fórmula es el traspaso de un jugador de un club a otro. Normalmente ambas figuras se usan como sinónimos pero no son iguales, ni tienen las mismas implicaciones fiscales.

Estos días ha sido noticia que el jugador Neymar ha roto el récord mundial de la cesión futbolística más costosa al pagar el París Saint-Germain 222 millones de euros. Los futbolistas pueden rescindir sus contratos de forma unilateral a cambio de una cláusula de compensación.  La resolución anticipada de su contrato es un derecho de los futbolistas profesionales.

Traspaso o pago de la cláusula de rescisión

En un traspaso se transfieren los derechos de un jugador de un club a otro. Se trata de una operación mercantil y está sujeta a IVA, 21%.

La cláusula de rescisión es una modalidad que viene recogida en el Real Decreto 10006/1985, en su artículo 16 que permite al jugador extinguir de forma unilateral su contrato. Como consecuencia de esta ruptura unilateral, el club de origen tiene derecho al pago de una indemnización, siendo responsable subsidiario el club de destino. No estamos ante una operación mercantil, por tanto no está sujeta a IVA.

El fraude fiscal de los futbolistas

fraude fiscal en el futbolUna de las cuestiones más controvertidas y polémicas fiscalmente hablando es la tributación de los derechos de imagen de los deportistas y su explotación a través de sociedades. Somos conocedores de múltiples casos de fraude fiscal por parte de deportistas, como el caso de Messi, Di María, Mascherano, Falcao, Carvalho, Coentrao, Xabi Alonso y recientemente Cristiano Ronaldo.

En primer lugar debemos saber qué son los derechos de imagen para entender el tipo de fraude que se hace con estos derechos en el mundo deportivo en general, y en el mundo del fútbol en particular.

Los derechos de imagen de los deportistas

El derecho a la propia imagen es un derecho fundamental recogido en el artículo 18.1 de la Constitución y se desarrolla en la Ley Órgánica 1/1982, de 5 de mayo, de protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.

Es un derecho de la personalidad, derivado de la dignidad humana y dirigido a proteger la dimensión moral de las personsas. Es un derecho personal e irrenunciable, puede cederse a terceros (teniendo un carácter patrimonial sobre un bien inmaterial). Solo atribuible a las personas físicas. Las personas jurídicas no tienen derecho a la propia imagen debido al carácter personalísimo de este derecho.