Categoría: Derecho de Familia

La separación con hijos sin estar casados ni pareja de hecho

separación con hijos sin estar casados¿Qué ocurre cuando una pareja decide romper su relación sin estar casados? ¿y si existen hijos? Cuando una pareja de hecho (esté o no inscrita en el Registro de Parejas de Hecho) decide poner fin a su relación de convivencia, y si existen hijos menores comunes, se deben poner de acuerdo sobre diversos aspectos: la guarda y custodia, régimen de visitas, alimentos, etc. Es decir, cuando se produce una separación con hijos sin estar casados, se debe iniciar un procedimiento de medidas paternofiliales.

A nivel procesal, se aplican los mismos criterios que para la separación o el divorcio que se regula en la Ley de Enjuiciamiento Civil. Si existe mutuo acuerdo entre los progenitores, el procedimiento es muy sencillo y bastante rápido; pero en el supuesto de que no haya acuerdo, el proceso se vuelve más complejo puesto que se debe solicitar y fijar una cantidad en concepto de alimentos, así como acreditar mediante documentación todas las circunstancias para que los Juzgados y Tribunales estimen procedente la cantidad que se ha solicitado.

Respecto al patrimonio en común, como no hay matrimonio, no existe el régimen económico de gananciales, por lo tanto no se procede a su disolución. Y en cuanto a las propiedades que tengan en común, se deberá proceder a la extinción del condominio para liquidar y adjudicar los bienes.

Procedimiento de medidas paternofiliales

Se debe regular la custodia de los hijos menores, al no existir matrimonio, no existe divorcio, pero sí se debe hacer un documento legal y oficial para que quede regulado todo lo relativo a los hijos y no haya problemas en el futuro.

Podemos encontrarnos ante dos procesos:

  • Acuerdo amistoso: los progenitores llegan a un acuerdo mutuo, ambos deciden quién se queda la custodia de los menores o bien si la ejercen de manera compartida. En el convenio regulador se fijará cómo será la custodia y se indicará el régimen de visitas, así como si uno de los dos progenitores abonará una pensión de alimentos por los hijos.
  • Proceso contencioso: los padres no se ponen de acuerdo, por ello será el juez quien, tras examinar las circunstancias de los progenitores, decidirá (siempre priorizando el interés del menor)la guarda y custodia, el régimen de visitar, así como el uso de la vivienda familiar, entre otros aspectos. Art. 159 Código Civil

¿Cuál es la diferencia entre la separación y el divorcio?

diferencia entre la separación y el divorcioCuando los cónyuges, o uno de ellos, decide poner fin al matrimonio, tiene dos opciones: separarse o divorciarse. En el lenguaje coloquial se suelen usar como sinónimo, pero jurídicamente hay una gran diferencia entre la separación y el divorcio.

Los artículos 73 a 107 del Código Civil regulan la nulidad, separación y divorcio. Cada una de estas tres figuras tienen algunos efectos comunes, pero evidentemente poseen su propio significado:

  • Nulidad del matrimonio: se trata de la invalidez del mismo. En su celebración ha concurrido alguno de los vicios de nulidad (vicios en el consentimiento o capacidad de los contrayentes).
  • Separación conyugal: se mantiene el vínculo matrimonial pero cesa la convivencia.
  • Divorcio: ruptura definitiva. Supone la disolución del matrimonio, tanto la convivencia conyugal como el régimen económico.

Elementos comunes a la separación y el divorcio

La separación y el divorcio tienen en común el hecho de que la pareja se  ha separado (ya sea de forma definitiva o temporal). Esta separación da lugar a que se deban regular ciertos asuntos entre los cónyuges:

  • Guarda y custodia en el supuesto de que haya hijos menores o discapacitado
  • Uso y disfrute de la vivienda en común
  • Pago de deudas
  • Pensión de alimentos o pensión compensatoria
  • Etc.

También tienen como elemento en común el proceso, ambos disponen de dos vías de tramitación:

  • Se puede producir una separación o un divorcio de mutuo acuerdo (conocido como divorcio express). Es un proceso rápido y más económico.
  • A falta de acuerdo, se podrá acudir a la resolución judicial. Los efectos de la ruptura son los determinadas en la sentencia que resuelva el asunto.

Los alimentos entre parientes

alimentos entre parientesEl Código Civil en los artículos 142 a 153 regula la figura de la obligación legal de alimentos entre parientes: es el derecho que tiene una persona que ésta en estado de necesidad, a reclamar a determinados parientes que le proporcionen lo esencial para satisfacer sus necesidades vitales.

El fundamento de esta figura se encuentra en la solidaridad familiar. Se impone esta obligación a la familiar porque se considera que es justo. La familia tiene una serie de ventajas y derechos, por ello también se entiende que deba haber una serie de obligaciones.

Requisitos

  • Debe existir una situación de necesidad en quien los reclama.
  • Relación familiar.
  • La persona a quien se le reclama los alimentos debe tener capacidad económica.

Estado de necesidad del alimentista

Quien reclama los alimentos se debe encontrar en una situación de no poder satisfacer sus necesidades vitales. La ley no exige que se encuentre en indigencia total.

Cuando se valora el estado de necesidad, se tiene en cuenta el patrimonio y la capacidad laboral del alimentista. La causa de la necesidad también se valora, sobre todo en el caso de los alimentos entre hermanos.

El proceso de filiación

filiaciónLa filiación

La filiación es la relación jurídica que une a determinadas personas que pueden o no ser los progenitores con otras. Determina entre ellos un conjunto de derechos, obligaciones y deberes. Principalmente la filiación atiende a los intereses de los hijos.

El artículo 39.2 de la Constitución española recoge la libre investigación de la paternidad.

Artículo 39.2 CE
2. Los poderes públicos aseguran, asimismo, la protección integral de los hijos, iguales éstos ante la ley con independencia de su filiación, y de las madres, cualquiera que sea su estado civil. La ley posibilitará la investigación de la paternidad.

El legislador debe dar cabida a esto, por ello la Ley de Enjuiciamiento Civil, en los artículos 764 y siguientes, establece que en los juicios sobre filiación se podrá investigar la paternidad y maternidad, incluyendo todo tipo de pruebas, incluso biológicas. Pruebas directas e indirectas.

Clases de filiación

  • Filiación por naturaleza
  • Filiación adoptiva

Diferencia entre bienes gananciales y privativos

bienes gananciales y privativosEl régimen económico matrimonial lo eligen los cónyuges. En España hay tres regímenes económicos: gananciales, separación de bienes y régimen de participación. Si los cónyuges no dicen nada, se aplicará el régimen de gananciales por defecto salvo en alguna comunidad autónoma que se aplica el régimen de separación de bienes.

Grosso modo, en el régimen de gananciales cada cónyuge conserva su patrimonio privativo (lo que tenía antes del matrimonio) a partir del matrimonio, solo se incrementan esos patrimonios privativos mediante título gratuito y se empieza a formar el patrimonio ganancial (todas las rentas de trabajo que tengan a partir del matrimonio, todo lo que esos bienes produzcan de intereses y todas las rentas e intereses privativos serán gananciales); en el régimen de separación de bienes, cada cónyuge conserva su patrimonio privativo, pero esto  no exime que los cónyuges puedan comprar bienes en copropiedad y contribuir a las cargas del matrimonio; y finalmente el régimen de participación: funciona como la separación de bienes y cuando se liquida, es cuando hay una participación en las ganancias. Se tiene en cuenta el patrimonio inicial y el patrimonio final para calcular la ganancia.

El régimen económico matrimonial se rige por el principio de libertad de estipulación capitular, es decir, el régimen económico será el que los cónyuges acuerden (artículo 1315 Código Civil). También se aplica el principio de mutabilidad, cónyuges pueden modificar su régimen económico tantas veces quieran o puedan. Pero esta libertad de modificar el régimen tiene límites: no puede afectar a terceros, artículo 1317 Código Civil, no se pueden perjudicar los derechos ya adquiridos por terceros.