Categoría: Derecho Civil

La moratoria hipotecaria ante el COVID-19

Moratoria hipotecariaEl Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, adopta una medida de carácter urgente dirigida a asegurar la protección de los deudores hipotecarios en situación de vulnerabilidad tras la aprobación del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 (dicho Decreto ha sido modificado por el Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo que extiende los efectos del mismo).

¿Qué es la moratoria hipotecaria?

Una moratoria de hipoteca consiste en dar la posibilidad al cliente de aplazar los pagos de la hipoteca durante un período de tiempo. En el caso de la moratoria aprobada por el Gobierno ante la crisis sanitaria, ese plazo será de tres meses. Ampliables mediante Acuerdo de Consejo de Ministros.

Durante dicho período no se podrá aplicar la cláusula de vencimiento anticipado que conste en el contrato, ni se aplicarán tampoco intereses moratorios. El banco no podrá exigir el pago de la cuota hipotecaria, ni de ninguno de los conceptos que la integran (capital e intereses).

Moratoria hipotecaria: se pospone 3 meses el pago de la cuota, sin condonarla

Ámbito de aplicación

La moratoria de la deuda hipotecaria se aplica:

  • Para la vivienda habitual de las personas físicas
  • A los autónomos, empresarios y profesionales respecto de los inmuebles afectos a su actividad económica
  • A las personas físicas que tengan arrendados inmuebles por los que no perciban la renta arrendaticia en aplicación de las medidas en favor de los arrendatarios como consecuencia del estado de alarma.

Que se encuentren en situación de vulnerabilidad económica y cuyo préstamo esté vigente en la fecha de entrada del Real Decreto-ley. La moratoria también es aplicable a los fiadores o avalistas del deudor principal con las mismas condiciones que para el titular del préstamo hipotecario.

Requisitos

¿Es legal grabar conversaciones?

grabar conversacionesEl artículo 18.3 de la Constitución española indica:

3. Se garantiza el secreto de las comunicaciones y, en especial, de las postales, telegráficas y telefónicas, salvo resolución judicial.

Pero nos podemos preguntar: ¿nuestro Derecho contempla las grabaciones y su uso posterior? ¿se pueden usar como prueba en un juicio? La respuesta a estos interrogantes es depende.

Hay que tener en cuenta dos supuestos, una cosa son las grabaciones propias, es decir, que participes en ellas y otra cosa son las grabaciones ajenas.

Si una persona no es parte en la conversación y la graba, está vulnerando un derecho fundamental reconocido en el artículo 18.3 CE, pero si graba una conversación propia no comete ningún ilícito.

Grabación de una conversación como medio de prueba

La doctrina del Tribunal Supremo considera que aunque la grabación se haya realizado sin autorización del interlocutor, y por tanto se grabó ocultándoselo y sin ser advertido de ello, tiene validez como medio de prueba.

Las razones por las cuales la grabación de una conversación como medio de prueba válido y eficaz son:

Cómo reclamar un accidente de tráfico

reclamar un accidente de tráficoPor el hecho de la existencia de un accidente de tráfico, aparece la obligación del sujeto que lo causa de hacer frente a los daños ocasionados. Esto consiste en la responsabilidad civil, se debe responder por cualquier daño causado a las personas o las cosas presentes en el accidente.

Así, cuando eres víctima de un accidente de tráfico debes saber que puedes reclamar por los daños ocasionados tanto a tu persona como a tu vehículo. Se deben tener en cuenta algunos aspectos:

  • El parte de accidente se debe rellenar correctamente y hay que entregarlo a la aseguradora.
  • Si tiene lesiones, acuda a urgencias inmediatamente.
  • Si no tienes seguro o la otra parte no tuviera en el momento del accidente, intervendría el Consorcio de Compensación se Seguros.

Reclamar un accidente de tráfico

Producido el accidente de circulación, se podrá reclamar la indemnización tanto por daños personales (días de hospitalización, días impeditivos y no impeditivos, secuelas, etc), como por los gastos derivados del accidente (rehabilitación privada, collarines, medicación, transporte, daños del vehículo, etc).

El perjudicado o sus herederos tienen la acción directa para exigir esta indemnización.

La indemnización por accidente de tráfico sin baja laboral

accidente de tráfico sin baja laboralCuando se tiene un accidente de tráfico dependiendo de las lesiones puedes estar en situación de incapacidad temporal (baja laboral) o no.

¿Si las lesiones que tenemos no dan lugar a una baja laboral, puedo reclamar igualmente la indemnización? ¿o no tengo derecho a ella? La respuesta es positiva. Existe la indemnización por accidente de tráfico sin baja laboral.

La Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor (LRC) diferencia, entre otras, la indemnización por secuelas y la indemnización por lesiones temporales.

Los artículos 93 a 133 de la LRC regula las indemnizaciones por secuelas. Tienen derecho a ser resarcidos quienes padezcan secuelas a consecuencia de un accidente de circulación.

La indemnización por secuelas se determina y cuantifica distinguiendo tres tipos de perjuicio: el personal básico, perjuicio personal particular y el perjuicio patrimonial (lucro cesante y daño emergente).

La indemnización por lesiones temporales: artículos 134 a 143 LRC. Quienes resulten heridos en un accidente de tráfico, durante su proceso de curación.

Son aquellas lesiones que padece el lesionado desde el momento del accidente hasta el final del proceso curativo o hasta la estabilización de la lesión y su conversión a secuela.

¿Es delito difundir capturas de conversaciones de whatsapp?

delito difundir capturas ¿Es delito publicar capturas de una conversación de whatsapp o de cualquier otra red social? Hablamos de los famosos pantallazos que están a la orden del día. Entran en juego varios derechos: el derecho al honor, la intimidad y a la propia imagen y el derecho a la libertad de expresión e información.

La respuesta es depende. No hay unos límites claros.

Tal y como vimos en el post “¿Es legal grabar conversaciones?” se debe tener en cuenta si se interviene o no en la conversación, es decir, si es una conversación propia o ajena.

El artículo 18 de la Constitución regula el derecho al honor, intimidad y a la propia imagen, en su apartado tercero indica: “Se garantiza el secreto de las comunicaciones y, en especial, de las postales, telegráficas y telefónicas, salvo resolución judicial.”

Hay que tener cuidado cuando se difunde un pantallazo de una conversación, aunque hayas participado en ella porque se puede estar vulnerando el derecho al honor del o los participantes de dicha conversación. Si difundimos algo que puede dañar el honor de una persona,  y decide denunciar, se acudirá a la vía civil que es mucho más rápida y efectiva, y podemos estar en un problema.

Si no formamos parte de la conversación, la situación es mucho más grave y estaríamos ante un delito. Estaríamos ante un delito de descubrimiento y revelación de secretos regulado en el artículo 197 del Código Penal.

Si difundimos conversaciones sin el consentimiento ni conocimiento de la otra parte podemos vulnerar su derecho al honor e intimidad. Clic para tuitear