« »

El seguro cubre la muerte de un ladrón

Muere un ladrón al huir de un robo y lo cubre el seguro

 seguro cubre la muerte de un ladrón

Historia del caso

Un hombre tras realizar un robo con fuerza en las cosas, huye del lugar de los hechos y al descolgarse por una ventana, sufre un corte en la pierna. Se esconde en una chimenea de extracción de aire y muere desangrado.

El ladrón tenía contratado un seguro de accidentes, siendo beneficiario su padre. El Juzgado de Primera Instancia entiende que el acciente del fallecido se encuentra dentro del concepto de accidente que aparece tanto en la poliza como en la Ley de Contrato de Seguro. El artículo 19 del mismo cuerpo legal excluye aquellos accidentes causados por mala fe del asegurado.

El Juzgado razona que una cosa es la intencionalidad del asegurado y otra la temeridad. Al no existir mala fe en el asegurado, no se aprecia la mala fe.

La aseguradora recurre la sentencia y la Audencia Provincial estima el recurso. Indica que no entra dentro de la categoría de accidente. Interpreta que el artículo 19 de la Ley de Contrato de Seguro no diferencia entre una intencionalidad dolosa y una eventual, ambas entran dentro del concepto de intencionalidad. Hay una ruptura del nexo causal entre el siniestro y el resultado.

Finalmente se interpone recurso ante el Tribunal Supremo.

Fallo del Tribunal

El Tribunal Supremo dicta sentencia el 23 de noviembre de 2015 y confirma la sentencia del Juzgado de Primera Instancia.

El Tribunal tiene en cuenta el atestado, puesto que en la testifical dos vecinas explicaron que el hombre pidió auxilio y también terceras personas intentaron ayudarle a salir del extractor, sin éxito. Analizando el comportamiento del ladrón, se deduce que quiso huir de la escena del robo, ponerse a salvo y después acudir a ser curado.

Por lo tanto, el seguro cubre la muerte de un ladrón.

La clave de este caso se encuentra en que tanto el Alto Tribunal como el Juzgado de Instancia entienden que no se ha roto el nexo causal entre el accidente y el resultado producido.

« »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.